• Fundación Carbonell

Registro 2° edición de Google Classroom: repensar la escuela

Este año durante el mes de abril llevamos a cabo la 2°edición de Capacitaciones en Google Classroom sin costo para docentes entendiendo que nos encontrábamos en un contexto complejo por la pandemia del COVID-19 que trajo inminentes cambios en la educación, lo que nos invitó a repensar formas y herramientas que posibiliten sostener la continuidad pedagógica.

Desde Fundación Carbonell consideramos fundamental reforzar espacios de encuentro, reflexión, y sinergia, respetando la diversidad y trabajando en post de disminuir las brechas de desigualdad.

Realizamos nuestro aporte, junto a la consultora Quappro, a las instituciones educativas y a los docentes que necesitaban conocer y aprender sobre esta plataforma educativa, colaborando desde nuestros conocimientos y desde nuestro compromiso con la educación formal y no formal.

Agradecemos al grupo de docentes de diversos niveles e instituciones educativas que se sumaron y permitieron habilitar un espacio de construcción de conocimiento colectivo sobre prácticas educativas en la virtualidad.


El ciclo: prácticas educativas en la virtualidad


La idea de ofrecer este Ciclo de Capacitaciones en Google Classroom para docentes surgió en el año 2020 en el marco del inicio de la pandemia por el COVID-19, una situación que visibilizó y visibiliza grandes desigualdades en el sistema educativo.

En este contexto, todos los sistemas educativos del mundo diseñaron e implementaron diversas estrategias para sostener la continuidad pedagógica, es decir la continuidad del vínculo de los y las estudiantes con los y las docentes, y así con las escuelas y con los aprendizajes. Lógicamente, dichas estrategias variaron de acuerdo a los recursos disponibles en cada Estado (las posibilidades de conectividad, acceso y uso de soportes digitales en los hogares, los antecedentes de labor en entornos virtuales, etc.) y, sobre todo al comienzo, se han ido sistematizando sobre la marcha debido a la incertidumbre y la falta de experiencia.

No sólo los distintos niveles educativos desarrollaron iniciativas, sino también los y las docentes, quienes se vieron obligados a reinventarse y llevar a cabo acciones que permitieran y permitan sostener y sistematizar el vínculo con los y las estudiantes y la actividad educativa hasta el día de hoy.

Se trató y se trata de una situación que nos llevó a repensar la escuela; repensarla, no para reinventarla en torno a miradas tecnologicistas o mercantilizadas (…) sino para volver a mirarla, para saber qué de eso quisiéramos conversar y qué podríamos reconfigurar”, en palabras de Ma. Soledad Justiniano, Coordinadora del Área Pedagógica de Fundación Carbonell, cuando iniciábamos este proyecto.

Está de más decir que los recursos TIC en los hogares de los y las estudiantes y docentes son un condicionamiento central del proceso. No sólo hablamos de equipamiento tecnológico y conectividad, sino también de conocimientos y competencias de uso respecto a entornos virtuales para adaptarse al modelo de educación virtual o, mejor dicho, como sostiene Flavia Terigi, educación en el hogar comandada por la escuela.

En esta situación desde Fundación Carbonell intentamos pensar qué esperamos que suceda cuando estamos detrás de las computadoras, celulares, etc. de forma sincrónica o asincrónica.

Así, nos propusimos llevar adelante una propuesta que intente acercar a los y las docentes “algunos conocimientos sobre la plataforma Google Classroom que les permitieran tomar posición, decisión, elegir y llevar adelante prácticas educativas en la virtualidad. Lo entendimos y entendemos como un aporte respecto a una herramienta gratuita a la que pueden tener acceso docentes y estudiantes –que tengan equipamiento tecnológico y acceso a internet- y que posibilita un acercamiento más”, mencionó Soledad.

Registro de la experiencia


La segunda edición de Google Classroom se realizó durante el mes de abril del corriente año, el cual convocó a un total de 35 profesionales referentes de diversos niveles educativos y regiones.

El ciclo de capacitaciones se segmentó en 4 talleres semanales los cuales se organizaron en dos momentos claves: un primer momento se caracterizó por ser de manera sincrónica y grupal donde los participantes trabajaron en conjunto de la mano de los docentes que brindaron la capacitación, mientras que en un segundo momento, los participantes debían trabajar de manera individual y asincrónica en sus propias aulas para implementar los temas desarrollados de forma contextualizada según su necesidad o requerimiento personal. Además, se brindó un aula en común para favorecer la comunicación colaborativa y subir recursos interesantes a medida que avanzaba la capacitación.

Vale destacar que cada tema abordado se desarrolló desde dos perspectivas interrelacionadas: por un lado, la perspectiva práctica e instrumental/funcional de la herramienta que permitió a los participantes conocer cómo funciona la misma, cuál es su alcance y qué factores se deben tener en cuenta al momento de utilizarla; por otro lado, la perspectiva pedagógica que invitó a los participantes a reflexionar constantemente sobre la selección e implementación de los recursos disponibles, priorizando en principio la reflexión sobre las propias prácticas del docente y del estudiante, y facilitando posteriormente una planificación estratégica del espacio, tiempo y recursos disponibles.

De esta manera se trabajó sobre los primeros pasos para la creación de un aula (las secciones que la componen, la matriculación de alumnos y colaboradores, la estructura interna de una clase), los recursos internos de la herramienta (temas, materiales, preguntas, publicaciones, comentarios, formularios), la evaluación (tareas, cuestionarios, métodos de calificación, rúbricas, hojas de calificación) y recursos externos que complementan y enriquecen la propuesta educativa (Drive, Padlet, Menti, Socrative, Genially, etc.).



Reconocemos que hay que reducir las brechas digitales para reducir las desigualdades educativas. Sabemos que no es una tarea fácil y rápida, por eso el trabajo de todos y cada uno de los actores de la sociedad es fundamental en este proceso. En esta línea seguimos apostando por la labor de la sociedad civil y de las organizaciones no gubernamentales como complemento a las acciones de los distintos niveles institucionales (Estado nacional, estados provinciales y establecimientos educativos).

La educación nos invita a abrir nuevos mundos posibles, a generar espacios de resistencia a la construcción individualista y a favor de los espacios públicos y comunes; nos permite reinventar lo existente, pensar en otros posibles y construir una trama colectiva más sólida y compartida.

Nuevamente agradecemos a quienes formaron parte de este desafío, por ser eternos aprendices, y por su enorme aporte a la sociedad que los necesita más que nunca.

¡GRACIAS POR SUMARSE!

Equipo de Fundación Carbonell

9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo